Si te gustó, ¡Compartilo!

Los consejos que NO tenés que escuchar si estás pensando viajar sola

Arrancamos una nueva década y aún se escuchan barbaridades acerca de ser mujer viajera. Y no me refiero a gente grande, que vivió la Segunda Guerra mundial, ni la época de dictaduras. Gente joven, con un discurso más obsoleto que el hombre de Neandertal.

Parecería que existe una especie de incomodidad colectiva hacia la mujer libre. Una incomodidad, que a pesar de que no se expresa tan libremente, aparece con regularidad cuando desplegás tus planes viajeros.

A la orilla de un lago sueco: dos mujeres viajeras, lejos de estar preocupadas

Aunque no sé si es más para llorar, que para reír, esta es la recopilación de los consejos más horrorosos que he escuchado en mis pocos años de viajera.

Los anti consejos para viajar sola

“Está todo muy peligroso para viajar sola”

No, no todo está muy peligroso. Hay lugares que son más seguros que otros, eso está claro. Si sos hombre o si sos mujer. ¿Por qué dejar arraigado el miedo en relación a ser mujer? Hay que aprender a ser cautelosa, como todo en la vida, y en cualquier lugar del mundo. Pero no por eso, nos vamos a limitar a viajar.

“No hables con desconocidos”

Como si relacionarse con gente nueva fuera directamente proporcional a ponerse en riesgo. En mi último viaje, pasé 9 meses hablando con desconocidos y no tuve absolutamente ninguna situación desagradable. Perdí la cuenta de cuántas amistades nuevas tengo hoy, gracias a hacer caso omiso a esta frase.

Hablé con desconocidos, y pude cumplir el sueño de conocer Sierra de las Quijadas, en Argentina

“Nunca aceptes nada de un desconocido. Te puede drogar y raptar”

De la mano de la anterior; y hasta me hace acordar a una anécdota de mi infancia. ¿A quién no le han dicho de pequeño que no acepte nada de alguien que no conozca?

Allá por fines de los 80, caminaba por las callecitas del barrio con mi mamá. Siempre pasábamos por el mercado lleno de gente mayor. Un día se nos pone a hablar un señor, y al rato me da un chocolate. Imaginame a mí, súper pitufita, enojadísima diciendo que no, que no tenía que aceptar cosas de desconocidos. Todavía recuerdo la cara de mi mamá diciéndome que acepte, que era un regalo, que no todos los señores son malos.

Ese fue el primer gris que recuerdo de mi vida. Y claramente, vale cuando viajas. Como siempre, lo importante, es tener criterio y evaluar en qué situaciones sí y en cuáles no.

¿Por qué mejor no te quedás y te vas de vacaciones el año que viene?

Esta me encanta. ¿En serio alguien piensa que podría perderme mis vacaciones por no tener un hombre que me acompañe? No es opción. Si me quedo sin viajar que sea por mi decisión, no por la compañía masculina que me falte.

Conseguite un chongo para viajar

Ésta entra en el top 3 de barrabasadas. ¿Por qué debería forzar una relación y encima tener que viajar con él? Me han dicho varias veces que mejor viajara con un hombre que me pueda proteger. Perdón, pero ya estoy mayorcita, y aprendí a cuidarme por mí misma.

Hay cosas que una mujer no puede hacer

También hay cosas que un hombre no puede hacer. ¿Y? ¿Por eso no voy a viajar?

En el momento que esté de viaje y necesite de alguna de esas habilidades (aparentemente masculinas) aprenderé cómo hacerlas, o buscaré a un hombre que me ayude. Por suerte, la resolución de problemas, no está arraigada con el género.

Me imagino que el cargar 15 kilos en las mochilas, aún midiendo un metro y medio,
no entra en la categoría de “hay cosas que una mujer no puede hacer”

¿Es peligro viajar sola siendo mujer?

Hay infinidad de cosas que las mujeres escuchamos acerca de los riesgos aparentes en el hecho de viajar siendo mujer. Y no porque no pasen cosas terribles en el mundo. Sino que el problema, es cuando se relaciona a la mujer como un ser que se encuentra totalmente expuesto al peligro, por el género que tiene (o que eligió).

El peligro, es el prejuicio de que las mujeres somos vulnerables y necesitamos de un hombre para sentirnos seguras, protegidas y/o completas. Y cada vez que se escuchan en la misma frase, las palabras mujer y viaje, aparecen del baúl de los recuerdos, todos esas ideas que han sido impuestas por una sociedad patriarcal. Ideales que aún sin denotarlo, representan a la mayoría del pueblo, y lamentablemente siguen vigentes en lo coloquial.

Escuchá todo lo que te digan. Pero no aceptes los miedos que te intentan imponer…son de otros, no tuyos. Si viajás siendo mujer sé cautelosa, sé precavida y hacé caso a esa vocecita interna como lo has hecho siempre; pero no necesariamente por ser mujer estás más expuesta.

Lo peor que me pasó viajando sola

Y cierro el post con la experiencia más aterradora que tuve en mi vida. Estuve 9 meses dando vueltas por diferentes países, viajando mayormente sola. Frío, calor, lugares súper turísticos, pueblos súper pequeños que ni aparecen en Google Maps. En fin, corría la “noche” del verano sueco, y con unos amigos decidimos dar un paseito. Fuimos a un lago para ver las nutrias, y cuando pensábamos en volver, uno de los chicos propuso entrar a un bosque.

En Suecia, en el verano no hay noche…pero la entrada del bosque ya de por sí era oscura. Tenía muchísimas dudas de entrar, pero finalmente accedí. Exploramos por horas el camino casi virgen, sin ningún sonido humano, ni vestigios de la civilización. Sólo árboles, ramas, hojas y silencio. Pero tenía la sensación de que me estaban observando. Sentí tanto, tanto miedo, que de sólo recordar ese momento, hoy se me activa algo a nivel visceral. Ni bien salimos del bosque, me prometí nunca jamás hacer algo que no me diera buena pinta.

Al día siguiente, nos enteramos que estábamos en territorio de lobos. Así que si hubiera aparecido alguno, probablemente no estaría escribiendo esto. Éramos 2 mujeres y 3 hombres. Te puedo asegurar, que el hecho de estar con hombres, no te brinda más seguridad. Escuchate y hacé caso a tu instinto, siempre.

Si querés más inspiración para viajar sola, date una vuelta por esta sección exclusiva para viajeras