Si te gustó, ¡Compartilo!

Si estás planeando tu visita a modo low cost a la ciudad de Delft no te pierdas este post. ¡Descubrí qué hacer gratis en Delft, Holanda!

Callecitas de Delft

Acabo de llegar de la hermosísima Delft, y ya estoy escribiendo este post…así que imaginate lo mucho que me encantó. Tiene ese encanto medieval, con su arquitectura antigua pero bien conservada y llena de puentes y canales…¿qué más se puede pedir? ¡Qué tenga atractivos low cost!Si estás buscando más info sobre turismo en este precioso rinconcito eurpoeo podés visitar la sección de Viajar por Holanda.

¿Qué visitar en Delft?

Si bien no estaba en mis planes viajeros, como ya saben, soy fanática de combinar destinos. Estando en Rotterdam, empecé a buscar lugares cercanos y sin dudas Delft se llevó todos los premios. Además de ser una de las más cercanas a la súper moderna Rotterdam (alrededor de 16 km) toma menos de 20′ minutos en llegar en tren.

Lo primero que pensás cuando escuchás Delft son en azulejos blancos y azules. Sí, acá se fabrican y te vas a encontrar cerámicas en cualquier lugar de la ciudad… pero tiene mucho más para ofrecer. Así que te dejo el top five low cost de las cosas para hacer en tu paso por la city.

Atractivos turísticos gratis en Delft

Visitar Nievwe Kerk (la iglesia nueva)

Si hay algo en que los holandeses no se complican es en ponerle nombre a sus edificios. Si bien esta iglesia protestante no es tan nueva ya que se comenzó a construir a fines del siglo XI, fue el segundo templo que había en la ciudad así que la llamaron iglesia nueva. Es famosa dado a que los miembros de la Casa de Orange-Nassau han sido enterrados en la cripta real de este templo desde 1584. EL primero fue Guillermo de Orange, en un masuoleo diseñado por Hendrick y Pieter de Keyser. Su torre campanario tiene alrededor de 100 metros y es una de las más altas del país.

Iglesia nueva Delft

Visitar el ayuntamiento de Delft

Pegadito a la Iglesia nueva se encuentra el ayuntamiento, un hermoso edificio de estilo renacentista digno de ser visitado, va a dejarte más que maravillado al alzar la vista.

Conocer Oude Kerk (vieja iglesia)

Obviamente como hay una iglesia llamada nueva, es porque existe una llamada vieja. Esta, a diferencia de la anterior, no está vinculada la familia real, pero tiene algo súmamente sorprendente: está recontra inclinada.

Bueno, no es que sea la torre de pisa, pero tiene la inclinación suficiente para quedarte maravillado (y asustado) al pasar por al lado. Además tiene unas vidrieras divinas, dignas de ser admiradas. Otra de las cosas extrañas que vas a encontrar en Holanda.

Visitar los mercados de Delft

Si hay algo que me encanta en esta vida es pasear por los mercados. Y obviamente estos no son la excepción. Flores, ropa, mechado con algo de tecnología y los infaltables típicos de comida…desde horneados, waffles, platos típicos y los increíbles quesos holandeses. Ni hablar que desde que llegué a los Países Bajos, me la pasé probando quesos de todo tipo, dureza y con los gustos más extraños…ahumados, con chile, y hasta con lavanda (sí, leíste bien, lavanda).Sin dudas los mercados de Delft no tienen nada que envidiarle a los de las grandes ciudades. De hecho, creo que estos puestos son más atractivos que los que encontrás en Maastrich, una de las ciudades must si vas a viajar al sur de Holanda

Visitar los jardines de Prinsenhof

El viejo convento en donde fue asesinado Guillermo de Orange, hoy es un museo municipal. Pero pocas cosas en este país son gratuitas y el museo de Prinsenhof no es una de ellas. La entrada cuesta 12 euros pero como esta lista es low cost, lo que te quiero recomendar es el jardín precioso que tiene (que sí es gratuito) y es parada obligada para sentarte a tomar unos mates.

Conocer los canales de Delft

Llegué a esta ciudad luego de visitar Amsterdam. Si bien la capital de los Países Bajos me encantó y tiene una onda muy particular, me maravillaron sus canales. Delft me hizo acordar mucho a los canales de Amsterdam, llenos de flores y gente en bici, pero más limpios y sin tanto bullicio.

Canales de Delft

Perderse en sus callecitas

Lo mejor para el final. Caminar entre sus recovecos, bordeando los canales y más alla.Lo más lindo sin dudas, es recorrerla a pie, sin mirar el mapa y sorprenderse a cada paso. Como diría el gran Cerati “nada me importa más que hacer el recorrido, más que saber a dónde voy”.

Así que si estás pensando hacer un viaje por los Países Bajos, no te olvides de poner a Delft en la lista de lugares a conocer. Si querés leer un poquito más acerca del país, te recomiendo que le pegues una miradita a Lo que Holanda me dejó


Algunos de los enlaces del post forman parte de programas de afiliación, es decir que si comprás a partir de estos links Matecito Viajero recibe una pequeña comisión que se destina a los gastos mensuales de manutención del blog.